23 de septiembre de 2008

Hace 2 y 53 años...


Hace 53 años, el 16 de septiembre de 1955, comenzaba en la Argentina un proceso de destrucción nacional.
Una bien llamada revolución aunque mal llamada libertadora instauró en nuestro país un proceso de destrucción, persecución y violencia que finalizaría haciendo explosión en los años 70.

Como un breve dato anecdótico podemos destacar que la revolución fue tan libertadora, que en las ilegales elecciones constituyentes de 1957 los supuestos liberados votaron mayoritariamente en blanco, quedando recién en el segundo lugar la Unión Cívica Radical del Pueblo.


Hace 2 años, el 18 de septiembre de 2006, desaparecía en La Plata, y por segunda vez, Jorge Julio López.

Entre 1976 y 1979, y como consecuencia de una detención ilegal, arbitraria y torturadora, Lopez permaneció "desaparecido" por primera vez. Treinta años después de ese episodio, el mismo López pudo declarar y colaborar para que tan solo parte de sus secuestradores vayan a prisión, aunque también para que eso cause nuevamente su secuestro.

Los dos recuerdos pueden parecer aislados, o simplemente mencionados en forma conjunta de manera tendenciosa. Sin embargo, plena convicción tengo de que en 1955 comenzó un proceso que originó las mayores desgracias que sufrió nuestro país en los últimos 50 años. Sin Revolución Libertadora, hoy no estaríamos reclamando por la aparición con vida de Jorge Julio Lopez.