4 de julio de 2008

Amigos o Enemigos. Parte II "Odio"


En un comentario de algunos días atrás había hecho una referencia al fuerte discurso (si se le puede llamar discurso) repleto de odio y agresividad que durante el último tiempo viene exhibiendo una parte importante de la sociedad (parte significativa, aunque no mayoritaria).

Buscaba en ese comentario encontrar una relación con la famosa frase de Perón que define a los "amigos" y a los "enemigos", tratando de explicarme como puede ser que yo comparta el país y, teoricamente, un fin común con estas personas.

Cuando hace pocos días atrás resultó pública la carta de Ignacio Copani, en la cual hacía referencia a las amenazas/agresiones/insultos/persecusiones que sufrieron él y su familia desde que osó componer la canción "Cacerola de teflón", había decidido escribir (y estaba procesando) algunas reflexiones respecto a esta posición (para darle un nombre) que asume un grupo de la sociedad. "Posición" que resulta violenta, agresiva, intolerante, fascista, discriminadora, racista, insolente y grosera.

Pero mientras procesaba esas ideas, el domingo pasado encontré en Pagina 12 un excelente artículo de José Pablo Feinmann, el cual refiere exactamente al tema que comentaba, reflejando literal y sustancialmente mi pensamiento. Ante ello, creí inutil proseguir con el trabajo de procesamiento, limitándome a recomendar la nota de Feinmann.

Da la nota publicada en Página, y de lo que venía procesando, saco tres conclusiones:

1) El "discurso" violento adquirido por un grupo de la sociedad no refleja su pensamiento real al respecto (por lo menos en la mayoría de los casos), sino más bien una forma de exteriorizar un rechazo a una posición ideológica y política que les resulta contraria. Es decir, no es que piensen sinceramente que Copani sea un hijo de puta y un chorro, o que realmente quieran que se accidente con el auto, sino que la agresión y la violencia es la forma que tienen para exteriorizar su disconformidad política o ideológica.

2) Los sectores que tienen esta forma violenta y agresiva para exteriorizar su diconformidad política o ideológica son justamente los sectores que historicamente le escaparon a la política, que la difamaron y la atacaron. Son los sectores que no hacen y no harán política, que critican todo lo que se relacione con ella y que ven a los políticos como una clase diferente y distinta. ¿Qué quiere decir esto? Que el "discurso" violento y agresivo es lá forma de participación política que tiene un determinado sector de la sociedad. Hacen eso, o no hacen nada. Y lo hacen de esa forma tan particular por lo que sigue a continuación...

3) En la sociedad argentina hay un nivel altísimo de intolerancia y autoritarismo, y no es específicamente en la actividad política.

No me gusta mucho el panorama, pero me parece que es lo que hay.